Tratamiento Corporal con Henna El tratamiento con Henna consiste en la aplicación de henna sobre la piel provocando su exfoliación. La nueva piel, regenerada, es más suave y menos rugosa y atenuando las cicatrices originadas por el acné y las arrugas finas, cerrando los poros. Se obtienen distintos beneficios, como el aumento del colágeno, despigmentación de manchas o el control sobre la grasa y bacterias en las pieles acneicas. Además ayuda a adquirir un moreno natural en invierno. En verano ayuda a proteger la piel de los rayos del sol y obtener un bronceado más intenso sin quemarte. .