Las barritas de masaje son ideales para tratar determinadas partes del cuerpo, aprovechando de forma localizada las propiedades específicas de   mantecas, cremas y aceites esenciales.

 

Para utilizar esta barra de masajes basta con frotarla sobre la zona a tratar y el calor de nuestro cuerpo se encargará de derretirla liberando de esta forma los aceites que penetrarán en la piel y harán su efecto en esa zona a través de un ligero masaje.